Y no llegaron los buses…! III parte y final!

Saludos amigos y compañeros!

Y llegamos a el día y la hora esperada. Con el gran preámbulo que se había dado, los Infantes se preparaban para su participación en el concurso de orden cerrado.

Si Monseñor Rosell hubiese visto lo que ocurría, hubiese dado gracias a Dios, por haber reconstruido al Infantes y por haber elegido a el Padre Cristobal como conductor de el Bicentenario plantel.

Nadie hablaba, nadie murmuraba, la seriedad y el orgullo reinante, eran el previo ideal a la participación de las gloriosas compañías del Infantes.

Nuestra banda se coloco paralelo a lo que era el comisariato del Ejercito, las compañías por su lado, al frente de la tribuna.

Imaginen la motivación existente, los ánimos salían de nuestros uniformes por la emoción!

Ocurrió algo digno de compartirse, los gastadores y los oficiales de compañía portaban bayonetas, pero en el concurso no era permitido el utilizarlas, por lo que se reunieron los mismos y en nombre del grupo Abril Molina quien era el comandante de gastadores, canto y grito,

EN EL NOMBRE DE DIOS Y SAN JOSE GANAREMOS,

y todos enterraron sus ballonetas en el piso de tierra, fue un sentimiento difícil de explicar, pero motivo a todos los presentes a aplaudir y entonar porras propias del Bicentenario.

Era el turno de la primera compañía, la de diversificado, la cual al mando de Vela de Mata y teniendo como marcador a Queme M. (+) con una cajita TAMA blanca, daba inicio a la participación. Para propios y extraños fue impresionante el ver las maniobras y entrega. Se dio una situación comparable a la de los 90´s o de cuando nuestra banda de ExInfantes apareció por primera vez, la gente gritaba y los jueces se pusieron de pie a aplaudir, nuestro uniforme de gala fue el marco ideal para tales maniobras y el campo de Marte testigo mudo, cual lo fue y ha sido en otras jornadas históricas.

Posterior a esto fue la segunda compañía la encargada de participar, con Perez G. al mando y con Dante y su TAMA gris marcando, salían a marchar. Junto a esta compañía participaron nuestros gastadores, aquellos que habían solicitado permiso para hacer encuentro a nuestra banda, y nuestras escoltas.

Participaron tan bien como los compañeros de la primera compañía, habíamos sido entrenados por Salvador Ponce asesorado por gente del ejercito.

El espíritu del Infantes se respiraba y se veía en los rostros de sus hijos!

Vale la pena mencionar, que nuestro colegio fue el único en cumplir este año con todos los requisitos y condiciones solicitadas, principalmente y por lo difícil que fue cumplirlo en conjunto, lo de los 110 pasos por minuto que dictaba el ritmo y daba la cadencia al marchar.

La banda del Landivar, participo como invitada, sin compañías. Eran sus primeros pasos en el medio pero mostraron coordinación y disciplina. Tenemos amigos de los diferentes planteles con quienes compartimos recuerdos de estos concursos y de lo vivido.

Ya habiendo realizado las maniobras respectivas, nos retiramos todos juntos, las liras acompañadas de Rosales B.(+) en la trompeta dieron las notas para que todos juntos, entonáramos las bellas notas del himno del Inmortal y bicentenario Infantes!

Asi pues, concluimos nuestra participación este día. El concurso se complemento con la participación de nuestra banda el 14 y del bloque completo el 15.

Ganamos y cumplimos,

era el año del bicentenario del Infantes.

Hoy a 34 años de esta gran jornada, damos gracias al Todopoderoso, a Maria Santisima y a San José Santo Varón y patrono nuestro por lo vivido, por lo que esta por venir y le pedimos que a la llegada del Tricentenario exista siempre el amor y la entrega que ha caracterizado a los alumnos del histórico plantel.

DEL COLEGIO DE INFANTES LA GLORIA,

EN ACORDES ALEGRES CANTEMOS,

LAS DULCISIMAS LIRAS PULSEMOS

CELEBRANDO SUS TRIUNFOS DE HONOR!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *